Buscar Taller / Concesionario / ITV

¿Dónde?
Servicio
Tipo
Revised on 20 de junio de 2013 09:40 by acruz@sanz.eu

Motor de combustión

Motor de combustión Interna

Historia

Un motor de combustión interna o motor a explosión, es un tipo de máquina que obtiene energía mecánica directamente de la energía química de un combustible que arde dentro de la cámara de combustión. Su nombre se debe a que dicha combustión se produce dentro de la máquina en sí misma, a diferencia de la máquina de vapor que seria fuera de una cámara cerrada y su combustión es externa.

Las primeras aplicaciones prácticas de los motores de combustión interna fueron los motores fuera de borda. Esto fue debido a que el principal impedimento para la aplicación práctica del motor de combustión interna en vehículos terrestres era el hecho de que, a diferencia de la máquina de vapor, no podía comenzar desde parado. Los motores marinos no sufren este problema, ya que las hélices son libres de un significativo momento de inercia.

El motor tal como lo conocemos hoy fue desarrollado por el alemán Nikolaus Otto en su motor con ciclo Otto, quien en 1886 patentó el diseño de un motor de combustión interna a cuatro tiempos, basado en un motor del inventor francés Alphonse Beau de Rochas de 1862, este a su vez se basó en el modelo de combustión interna de Barsanti y Matteucci nombrado anteriormente.

Los primeros prototipos carecían de la fase de compresión; es decir, la fase de succión terminaba prematuramente con el cierre de la válvula de admisión antes de que el pistón llegase a la mitad, lo que provocaba que la chispa que generaba la combustión que empuja la carrera del pistón fuese débil. Como consecuencia el funcionamiento de estos primeros motores era deficiente. Fue la fase de compresión la que dio una eficiencia significativa al motor de combustión interna, que lograría el reemplazo definitivo de los motores a vapor e impulsaría el desarrollo de los automóviles, ya que lograba desarrollar una potencia igual o mayor en dimensiones considerablemente mucho más reducidas.

Posiciones del Motor

Existen tres posibilidades a la hora de colocar el motor en el vehículo, delantera, trasera, y central.

Delantera
La posición del motor más habitual es al frente, lo que se conoce como motor delantero. Esta posición aprovecha mejor el espacio para pasajeros, ya que el giro de las ruedas restaría espacio si el maletero estuviese delante. Además permite una mejor refrigeración del motor, porque puede recibir el viento cuando avanza.
Trasera
Los motores traseros se utilizan en automóviles deportivos, ya que la tracción mejora al cargar más peso sobre las ruedas motrices. Habitualmente hay que incorporar aberturas laterales para la refrigeración del motor.
Central
Si el motor está entre los ejes delantero y trasero, su posición es central. No es siempre totalmente central y se dan estos casos:
motor central delantero
se ubica por detrás del eje delantero y adelante del habitáculo,
motor central trasero
está detrás del habitáculo y por delante del eje trasero.

La disposición central del motor permite un reparto más equilibrado de masa entre los dos ejes, lo que requiere menor inercia para empezar y dejar de girar. Por eso se utiliza especialmente en automóviles de carreras.

Orientacion del Motor

La orientación puede ser longitudinal o transversal, esto es que el eje del motor está colocado a lo largo o a lo ancho del sentido de circulación del automóvil respectivamente.
A principios del siglo XX, la orientación habitual era longitudinal ya que la tracción se enviaba del motor delantero al eje trasero mediante un eje cardán dispuesto de forma longitudinal. Esta disposición se mantuvo hasta cuando empezó a generalizarse la tracción delantera. Sin embargo, los automóviles de lujo y automóviles todo terreno suelen seguir utilizando motor longitudinal.

El motor transversal permitió entre otros al Mini ahorrar bastante espacio en favor de los ocupantes y esta disposición es la más habitual hoy en día en los vehículos de tracción y motor delanteros); esto permite que el habitáculo se encuentre en una posición más baja y cómoda al acceso, y también permite que el piso no se vea afectado por el espacio que ocupa el cardan de transmisión. La orientación transversal también se usa en automóviles con motor y tracción trasera aunque menos habitualmente, ya que la ganancia de espacio no es tan importante en un automóvil de esas características

El motor transversal
es el más utilizado debido a que la tendencia actual es hacer los coches cortos de la parte delantera para conseguir que el interior del vehículo sea lo más habitable (grande) posible

El motor longitudinal
se usa actualmente en vehículos con tracción trasera. También este motor se ha utilizado con tracción delantera como se ve en la figura.

Disposición de los Cilindros

Los motores también se distinguen por la disposición de los cilindros así pues tenemos tres tipos de construcciones.

Los motores pueden tener formas diversas dependiendo de la disposición de los cilindros. Se construyen tres tipos de motores:

- Motores con cilindros en linea.

- Motores con cilindros en V.

- Motores con cilindros horizontales opuestos.

volver al menu principal>

Ofertas disponibles

  • 15% de descuento en reparaciones de mecánica y mantenimiento
  • 20% de descuento en baterías
  • Revisión de seguridad gratuita
  • 30€ de descuento en tu taller recomendado